Torres del Río se encuentra en la Comunidad Foral de Navarra, situado a aproximadamente 70 km de su capital Pamplona. Es un pueblo bonito y entrañable, sus calles son bastante empinadas y estrechas. Sus casas mantienen todo el encanto del arte barroco, pueden observarse la multitud de escudos y blasones que decoran muchas de esas casas y de otros edificios e iglesias de Torres del Río, cada uno de esos blasones tiene su propio significado individual y conservan todas sus características originarias, dado el cuidado y esmero que se dedica por parte de los vecinos y del ayuntamiento a su conservación.

Turismo-rural-navarra-torres-rio

Aunque principalmente si tenemos ocasión de acercarnos a pasar una jornada en Torres del Río, tenemos dos visitas obligadas, que no podemos dejar pasar. La primera de ellas es la Iglesia parroquial de San Andrés, construida a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, de estilo gótico renacentista. Su estructura está basada en una cruz latina, con una zona central rectangular de amplias dimensiones, todo ello coronado por unas valiosas bóvedas acristaladas policromáticas. Llama la atención la importante altura de sus techos. De gran belleza es la pila bautismal ubicada en la zona del altar mayor también datada del siglo XVI, al igual que el gran crucifijo que preside la vista interior, de tipo popular. En su interior también disfrutaremos de la visión de bellos retablos de gran valor artístico y cultural.

La segunda parada tenemos que dedicársela sin lugar a dudas a la espectacular iglesia del Santo Sepulcro. Perteneciente al periodo románico del siglo XII y encuadrada dentro del itinerario del Camino de Santiago. Se comenta que en su origen tenía la función de cementerio, lo que explicaría su plan de carácter centralizado. La base de su estructura es de carácter octogonal lo que la hace muy singular e interesante.

La parte exterior consta de tres partes perfectamente diferenciadas y de cincuenta capiteles en total contando con los que se encuentran también en el interior. Esta iglesia ha sido objeto de varias restauraciones por diversas circunstancias, una de ellas con ocasión del año Santo Jacobeo y merecidamente declarado Monumento de interés Histórico Artístico en el año 1931.

Estos dos monumentos son el reclamo ideal para atraer a muchos visitantes hasta Torres del Río que seguro se llevarán un gran recuerdo y recomendarán este entrañable pueblo a sus familiares y amigos.

No Menu Items Found!

Please make sure that the Restaurateur Menu Item CPT Plugin is installed and activated.