Camino de Santiago: etapas a pie

Desde que se comenzó a realizar el Camino de Santiago, tras el descubrimiento de los restos del Apóstol Santiago a partir del siglo IX, se viene realizando este viaje de peregrinación desde distintos puntos de Europa, en especial, desde España, Portugal y Francia, de hecho es desde Francia dónde parte uno de los caminos más famosos y recorridos, este no es otro que el de Roncesvalles.

Vamos a tratar de hacer un resumen con todas las etapas que constituyen este camino centenario y tratando de aportar datos prácticos que puedan servir de utilidad para un posible futuro viaje por este camino.

1ª Etapa: de Saint Jean Pied de Port a Roncesvalles, consta de 25,7 km y dispone de 9 albergues a lo largo de la etapa, se alcanza una altura máxima de 1430 m. Es una etapa en la montaña, sin poblaciones destacables, pero que se compensa con un paisaje excepcional. Tenemos 9 albergues para elegir dónde dormir.

2ª Etapa: de Roncesvalles a Zubiri, 21,5 km, etapa de un perfil más llano, que alterna parajes boscosos con grandes praderas. En este tramo tenemos 7 albergues para peregrinos.

3ª Etapa: de Zubiri a Pamplona, que consta de 20,4 km que discurren pasando entre puentes para llegar a la primera ciudad de nuestro camino. Existen 17 albergues en este tramo.

4ª Etapa: de Pamplona a Puente la Reina, etapa de 24 km, que llegan al alto del perdón a 750m de altitud, predomina el paisaje de cereales hasta llegar a uno de los puntos más característicos del camino. Se nos presentan 14 albergues para pasar la noche.

5ª Etapa: de Puente la Reina a Estella, 22 km de distancia, entre viñedos y plantaciones de cereal con 9 albergues en todo este recorrido.

6ª Etapa: de Estella a Torres del Río, 29 Km de recorrido, con 7 albergues para alojarse. Durante esta etapa nos deleitaremos con la vista de viñedos y olivares, mientras disfrutamos de la Iglesia del Santo Sepulcro.

7ª Etapa: de Torres del Río a Logroño, otros 20 km de caminata entre barrancos con los que decimos adiós a la Comunidad Foral de Navarra y decimos hola a La Rioja. Tendremos 10 albergues para elegir dónde dormir.

8ª Etapa: de Logroño a Nájera, tramo de 29,6 km entre un paisaje de árboles frutales llegamos a Nájera un punto clave durante la época de la reconquista. Tramo con 14 albergues.

9ª Etapa: de Nájera a Sto. Domingo de la Calzada, recorrido de 21 km, pasaremos por Azofra y por Cirueña hasta llegar a nuestro destino, donde las vides desaparecen de la vista para dar paso a los campos de cereales. Trayecto con 5 albergues.

10ª Etapa: de Sto. Domingo de la Calzada a Belorado, esta vez 27,4 km nos separan de nuestro destino, la provincia de Burgos y Castilla nos dan la bienvenida, entre ruinas de castillos. Podemos elegir entre 12 albergues encantadores.

11ª Etapa: de Belorado a Agés, recorreremos 27,4 km a paso ligero entre una primera zona bien poblada para a continuación hacer un último tramo solitario, acompañados por brezos y robles centenarios. 10 albergues tenemos disponibles para pernoctar.

12ª Etapa: de Agés a Burgos, caminata de 23 km, que remata cerquita de la Catedral de Burgos. Encontraremos 9 albergues a nuestro paso.

13ª Etapa: de Burgos a Hontanas, largo tramo de 31,1 km, paseando entre pueblos medievales que han hecho de este peregrinaje algo legendario. Disponibles 11 alojamientos para peregrinos.

14ª Etapa: de Hontanas a Boadilla del Camino, 28,5 km por delante, sin a penas árboles donde cobijarse de las inclemencias meteorológicas que nos llevarán hasta la provincia de Palencia. Se presentan 15 opciones de alojamiento.

15ª Etapa: de Boadilla del Camino a Carrion de los Condes, camino de 24,6 km, que discurren entre iglesias de valiosa belleza como la de San Martín y la de Santa María la Blanca. Dispondremos de 13 albergues donde descansar.

16ª Etapa: de Carrion de los Condes a Terradillos de los Templarios, recorrido de 26,6 km bastante alejados de poblaciones, las que hay llevan el nombre de soldados medievales y templarios. Nos encontraremos 6 albergues para alojarse.

17ª Etapa: de Terradillos de los Templarios a El Burgo Ranero, etapa de 30,6 km que salen de Palencia y acceden a León, la provincia que se lleva más kilómetros de todo el camino hasta Santiago de Compostela. Optaremos a 13 albergues en este tramo.

18ª Etapa: de El Burgo Ranero a León, tramo de 37,1 km es una etapa bastante larga y dura que quizás para muchos sería buena idea hacerla en 2 días en vez de 1 sólo. Podemos pasar la noche en uno de los 19 albergues de este tramo.

19ª Etapa: de León a San Martín del Camino, 25,9 km en este trayecto de caminata bastante urbano, dónde podremos escoger entre 9 albergues diferentes.

20ª Etapa: de San Martín del Camino a Astorga, ahora son 24,2 km de tramo que discurre entre acequias y entretenidas panorámica agrícolas. En esta ocasión pasaremos por 10 albergues.

21ª Etapa: de Astorga a Foncebadón, con una longitud de 25,9 km y con unas vistas impresionantes de los montes de León. Mucha variedad para descansar con 17 albergues en este tramo.

22ª Etapa: de Foncebadón a Ponferrada, trayecto de 27,3 km que comienza con una subida montañosa, para rematar en un pronunciado descenso entre pastos y vegetación muy variada. Para dormir se nos ofrecen 10 albergues para peregrinos.

23ª Etapa: de Ponferrada a Villafranca del Bierzo, recorreremos 24,1 km de una agradable llanura con multitud de localidades llena de servicios para los peregrinos. 13 albergues para escoger.

24ª Etapa: de Villafranca del Bierzo a O Cebreiro, la etapa quizás más recordada por todos los peregrinos que hacen el camino, 28,4 km por la montaña que separa Castilla y León de Galicia, es dura pero hermosa sobre todo los primeros 20 km, para reponer fuerzas disponemos de 17 albergues.

25ª Etapa: de O Cebreiro a Triacastela, 21,1 km más descansados que la dura caminata de ayer y que nos servirá para recobrar algo de fuerzas para las próximas jornadas de montaña. 10 albergues en este recorrido.

26ª Etapa: de Triacastela a Sarria, esta etapa consta de 18,3 km, tiene un camino alternativo, será cuestión de decidir que nos gusta más, si el paisaje de prados y robles o unas bonitas iglesias. El más largo es el camino meridional y el más corte el que pasa más al norte. Podemos elegir entre la friolera de 27 albergues para pernoctar.

27ª Etapa: de Sarria a Portomarín, entre estos dos puntos nos esperan 22,4 km y son el pistoletazo de salida de los 100 últimos kilómetros que nos separan de Santiago de Compostela, por ello es el lugar elegido para iniciar el camino de muchas personas, ya que como mínimo hay que recorrer 100 km para que se considere válido el peregrinaje. Nos encontraremos con arte románico por todas partes. Otros 25 albergues abren sus puertas a los peregrinos.

28ª Etapa: de Portomarín a Palas de Rei, trecho de 25 km, que poco a poco se va enturbiando al tener que pasar muy próximo a carreteras secundarias que empañan nuestros sentidos acostumbrados durante días a la paz que nos ofrece la naturaleza que nos rodea. Aquí tenemos 18 albergues en este tramo.
29ª Etapa: de Palas de Rei a Arzúa, estos 28,8 km de distancia conforman la etapa más larga de todo el camino que discurre por territorio gallego. Intervalo realmente duro, por lo que debemos descansar en uno de los 28 albergues que nos iremos encontrando a nuestro paso.

30ª Etapa: de Arzúa a Pedrouzo, ahora serán 19,1 km los que nos separan de nuestra próxima meta y que será un trecho cómodo con llanos y ligeras bajadas. 13 albergues nos esperan para descansar.

31ª Etapa: de Pedrouzo a Santiago de Compostela, los últimos 20 km del camino, cansados pero felices y emocionados por tener a la vista nuestra última gran meta, la Catedral de Santiago. Plácido recorrido por las últimas aldeas antes de entrar en la ciudad de Santiago y posar nuestras piernas en la mítica Plaza del Obradoiro para contemplar la fachada de la Catedral en todo su explendor.

Al llegar a la Catedral habremos cumplido un sueño, y la alegría de cumplir la meta se suele entremezclar con cierto sentimiento de tristeza por haber llegado al final de una experiencia única e inolvidable, que no sólo hace que uno se reencuentre consigo mismo, si no, que hayamos compartido nuestro camino con muchas otras personas que nos han acompañado probablemente en una u otra etapa del recorrido.

Nuestra recomendación es vivir esta experiencia al menos una vez en nuestras vidas.